Los expertos en salud – sustancias vegetales secundarias

En los complementos alimentarios se deberían procesar siempre frutos, hongos, hierbas aromáticas, etc. enteros, para aumentar su beneficio para el cuerpo y la mente.

Auténticos héroes de la naturaleza

Las sustancias vegetales secundarias ayudan a las plantas a adaptarse a su entorno. Por ejemplo, rechazan a sus depredadores, se protegen del sol, de la lluvia o de infestación de hongos, actúan como reguladores del crecimiento y también como aromatizantes, aromas o colorantes. Sin embargo, no solamente ayudan a la planta, sino que también tienen efectos en la salud de las personas. Se benefician de ese efecto con la ingesta de las plantas, es decir de fruta, verdura, frutos secos, hongos o hierbas aromáticas. Son versátiles y pueden ser tanto cura como profilaxis para diversas enfermedades. Por ejemplo, es extensamente conocido que el resveratrol, una sustancia vegetal que está en las frambuesas, los granos de cacao y sobre todo en las uvas. No solo protege a la planta, sino que también tiene un efecto antioxidante sobre las células humanas. Lamentablemente ese tema no está distribuido en la industria farmacéutica, pues las empresas no suelen esperar que se puedan obtener grandes beneficios con los ingredientes de las plantas. Por eso a menudo no están dispuestos a financiar estudios con las sustancias vegetales secundarias.

hajoona gesundheitsexperten pflanzenstoffe02

Naturopatía de moda

No obstante la medicina lleva años mostrando una tendencia en dirección a una mayor integración de los métodos naturópatas. Pues así se pueden reducir los efectos secundarios de las terapias tradicionales, algo muy valioso para los alérgicos y los enfermos crónicos. El Centre for Organismal Studies (COS) Heidelberg fundado en el 2010 se ocupa entre otros, por ejemplo con la investigación sobre las sustancias vegetales secundarias. En ese instituto especializado de la universidad de Heidelberg un equipo internacional, bajo la gerencia del Prof. Dr. Thomas Rausch, investiga cómo controlan determinadas plantas la formación de las sustancias vegetales secundarias. Cada tipo de planta tiene su propia mixtura y estrategia. El objetivo del equipo de investigadores es encontrar vías para modificar el crecimiento de las plantas – sin modificaciones genéticas, sino por ejemplo mediante modulación de factores de estrés como la luz o la temperatura– que produzcan la mayor cantidad posible de las sustancias vegetales secundarias útiles para las personas. ¿Qué significan esos resultados para la alimentación diaria? Debemos tomar a diario la mayor cantidad posible de fruta y verdura local y de temporada diferente. Deben ingerirse como unidad y lo más frescos posible.

Complemento alimenticio

Para las personas que no tienen tiempo para abastecerse a diario con fruta y verdura frescas cabe la posibilidad se usar complementos alimenticios. Las conclusiones de la investigación de que las sustancias vegetales secundarias surten mayor efecto sobre la salud humana cuando permanecen en su composición compleja natural facilitan aquí la selección. Pues científicos como el Prof. Dr. Thomas Rausch recomiendan usar plantas enteras en lugar de ingredientes individuales, aislados. Los ingredientes aislados suelen estar en dosis muy altas o no pueden ser absorbidos por el organismo. Si, por el contrario se emplean frutas, hongos, hierbas aromáticas, etc. enteros para la elaboración de complementos alimentarios el organismo puede absorber mejor las sustancias secundarias incluidas.